Últimos temas
» What a show off - Roderick
Jue Nov 12, 2015 2:58 am por Roderick R. Rider

» Beverly Paradise {Elite}
Mar Nov 10, 2015 11:02 pm por Invitado

» Chain of coincidences — Wade, pv.
Lun Nov 09, 2015 7:17 pm por Clive Cabenagh

» Confieso qué...
Lun Nov 09, 2015 7:06 pm por Clive Cabenagh

» Stunning surprise // Priv. Clive Cabenagh
Lun Nov 09, 2015 7:03 pm por Clive Cabenagh

» Experimento — Maskim.
Dom Nov 08, 2015 11:05 pm por Maksim I. Kudryavtsev

» Registro Único.
Dom Nov 08, 2015 12:51 pm por Damián Dávila

» Fuck, date, kill or pass...
Miér Nov 04, 2015 4:48 am por Roderick R. Rider

» ¿Qué harías si te encerrasen con el de arriba?
Miér Nov 04, 2015 4:45 am por Roderick R. Rider


Dirty talk. — Pv. Roderick

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Dirty talk. — Pv. Roderick

Mensaje por Ezra Pryor el Jue Oct 22, 2015 1:41 am


Dirty talk



La señora que golpea la punta de su zapato contra el suelo me irrita. Me imagino por un momento dándome vuelta y diciéndole que se meta el zapato donde más le quepa... pero en cambio toso. ¿Es muy obvio o aún soy sutil? Una sonrisa ladeada aparece en mi rostro. Me sentí idiota por un momento. Pero no sé que es lo más irritante del lugar: si el zapateo, la niña que pide a gritos que quiere la cajita feliz o el que atiende. Es como si el destino, y todos los astros, se hubieran coordinado para hacer de mi estadía en aquel McDonals lo más denso del mundo. ¡Solo a mi se me vine a ocurrir querer una Big Mac! Solo a mi...

Pero mi rostro sigue sonriendo.

Ya me duelen las mejillas.

¿Seré padre algun día? Ver a esa niña, fastidiosa de no más de cinco años, me dice claramente que no tengo la paciencia para educar. Ya le hubiera dado un buen zape de ser mi hija. Aunque también viene a mi mente el hecho de que hacer eso sería lo peor de mi vida... solo deseo comprar la jodida hamburguesa e irme. No estoy pidiendo al papa que acepte homosexuales, joder, ¿qué tanto podían demorar en atender... cinco personas delante mío? ¡Mierda! ¿En qué momento fueron tantos?

Suspiro.

Estoy resignado. Si no fuera porque desperidicié casi media hora de mi vida, me hubiera ido a algún otro lugar. Y me estoy convenciendo que irme no sería tan malo... hasta que te veo. Sí, tú. Un chico que seguro pasas por uno más en el mundo. Guapo, pero que te falta "ese" algo que haga a más de uno mirarte. ¿Por qué me fijo en ti? Porque si bien siento que te falta algo que acapare la atención en cualquier habitación que estés, tienes un morbo extraño.

¡Claro! Jamás te dije que trabajo en el porno. No recuerdo exactamente que pocas palabras cruzamos la vez pasada que nos topamos, pero al menos sé tu nombre. Es un comienzo. Hoy podría ser tu día de suerte, y él mío, por correlación claro. Pero aunque mis ojos te siguen con discreción, la que cualquiera en mi posición tienen, espero por ser atendido. ¡Y solo falto yo! Casi le demando todo lo que quiero. Tengo mejores cosas que hacer que soportar a u colegial que seguro aspira a médico pero atiende este McDonals. Así que cuando tengo lo que quiero, te abordo.

Rápido. Seguro.

—Hey, Rod ¿te acuerdas mío? —Sonrío, y acorto las distancias. —Te acuerdas mío, ¿verdad? ¿Ezra?, ¿el del bar? —"El que casi te aborda para darte duro como si no hubiera mañana" pienso para mi, disfrazando mi travieso pensamiento en una sonrisa. Te miro, espero. Sé que no me olvidaste, y es que hay algo en tu mirada que me lo dice, me lo asegura.

Jueves, 19:30 - McDonals - Roderick R. Rider

_________________

I’m just a Holy Fool, oh baby he’s so cruel; But I’m still in love with Judas, baby

avatar
Ezra Pryor
PornBoys / Reclutador /// Empleados
PornBoys / Reclutador /// Empleados


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dirty talk. — Pv. Roderick

Mensaje por Roderick R. Rider el Jue Oct 22, 2015 3:55 am


Dirty talk



   Algunas veces a mi mente se me venían cada estupidez, algún comentario absurdo que si el más tonto lo escuchara se reiría de mí y es que esta vez me dije a mi mismo si no estaba embarazado ¿Por qué? , porque se me había antojado ir a comprar alguna hamburguesa suprema, con unas  mcpapatas y un refresco grandes. ¡Si! Sin duda era todo un tragón pero no importaba el consentirme si nadie lo hacía, ¿Quién mejor que yo para hacerlo?, era mejor que pasar cualquier hambre. Tan pronto como llegue al establecimiento me forme en la fila esperando a que esta avanzara con forme iba pasando el tiempo, mientras pasaba mi turno como llevaba mis auriculares conectados a mi celular escuchaba mi música favorita ya que era muy conocida que la comida rápida era muy popular o demasiada consumida por los habitantes, era lógico que cada vez hubiese más gente formada por un largo tiempo.

Me encontraba de lo más tranquilo ya que no escuchaba otro ruido más que el que reproducía mis auriculares, pasaron aproximadamente unos diez minutos cuando por fin me toco hacer mi pedido y al terminar salirme de tal horrorosa fila, no mire en ningún momento quien se encontraba en ella, yo mismo tomaba mi numero para que llevaran mi pedido a la mesa pero antes de escoger debía irme a servir la bebida que deseara, regularmente siempre pedía refresco de cola y esta vez no sería la excepción, lo llene con un par de cubos de hielo para después vaciarle todo el refresco, ahora si encontrar un espacio retirado donde no hubiese tanta gente, no quería arruinar mi comida al escuchar a mucha gente hablando de cosas tontas, las cuales a mí me salían demasiado bien decirlas.

Pronto encontré un lugar adecuado así que me dispuse a caminar hacia esa dirección y cuando estuve a punto de llegar fui interrumpido por una voz masculina la cual me hizo girar 180° para mirar de reojo si es que me hablaban a mi o alguien más – Hola – mencione con una sonrisa fingida no recordaba exactamente como se llamaba el chico sé que lo había visto en algún lugar pero exactamente no recordaba, no me quería ver como un tonto así que pude poner la mejor sonrisa en mi rostro – si Ezra, me acuerdo de ti – la verdad es que no, más porque me había tomado desprevenido con la mente en blanco, mientras que hacía que mi cerebro reaccionara mandándome algunas imágenes de cuándo es que lo conocí, mostraba cierto interés en su rostro quizás alguna facción tendría que me recordara algo de él.

¿El bar?, ¿Ezra?, ¿te acuerdas de mí?  Esas tres palabras musitadas por el hombre de al frente me sonaban en mi cabeza hasta que por fin pude dar donde y cuando lo había visto – que milagro que vienes por acá – amplié mas la sonrisa al tener ya una idea de quien era o bueno, más o menos apenas tuve el “honor” de hablar con él, recordaba que cuando llego estaba a punto de irme del bar, el ruido era exagerado, la gente andaba muy broncuda mientras que yo estaba solo en la barra, tomando y tomando nada fuerte pero que al final surgieron un tanto efecto – que tonto supongo que vienes a lo mismo que yo, ¿deseas sentarte? – indique la mesa donde tomaría asiento con mi brazo, no me molestaría la presencia de alguien aunque la primera idea que tenía era comer solo, lentamente, disfrutando de ver como a fuera el sol se iba metiendo, dándole un dulce adiós al cielo azul claro para darle la bienvenida al azul oscuro.

   
avatar
Roderick R. Rider
Universitario / Estudiante /// Ciudadano
Universitario / Estudiante /// Ciudadano


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dirty talk. — Pv. Roderick

Mensaje por Ezra Pryor el Sáb Oct 24, 2015 9:31 pm


Dirty talk



Hay momentos como este que admiro mi buena memoria, porque sé que no me olvidaste, mas te ha costado dar conmigo. Pero soy de esos perseverante, por no decir acosadores en extremo a decir verdad. Sonrío, divertido, ignorando tus intentos de ser educado o al menos no un grosero. Mi meta es una, la que seguro de saber haría que me mires con cara de "¿Qué te has fumado?" Pero mi confianza es un don que muchos envidian, lo sé mejor que nadie. Así que me quedo allí, contigo, mirándote. Te analizo en el silencio de mi mirada. Te observo, más de lo que nadie ha hecho. ¿Te estoy observando o te estoy devorando con la mirada? La sensación es la misma, es la que siempre tengo en el rostro cuando algo me interesa.

Tú me interesas.

Sé que lo sabes, cualquiera notaría eso.

Así que acepto tu invitación ocupando el asiento en frente a ti en aquella diminuta mesa. ¿Desde cuando todo en McDonals es tan pequeño? No recuerdo cuando fue la última vez que ocupé un asiento en un lugar como tal, pero ahora sé por qué no lo he hecho antes: es todo tan para personas delgadas que alguien corpulento como yo tiene sus problemas. Aunque disimulo todo tras la sonrisa ladina que manifiesto en dicho momento. Dejo mi comida en la bandeja y empiezo a "aprontarla" para poder comer sin problema alguno.

—Que extraña coincidencia. No pensé verte de nuevo. —Comenté, vamos, jugando a el inocente encuentro. Ambos hemos jugado a esto, mi mente no puede concebir que jamás lo hubieses hecho, no tienes tanta inocencia aunque tengas esa expresión de no matar ni una mosca que pondría palote a cualquiera. —¿Qué cuentas, aparte de la vida y lo aburrido que es? —Pregunto, tomando la hamburguesa y dándole un mordisco.

Mientras degusto la misma, y afirmo en mi mente que no hay como esta hamburguesa, pienso que este teatro se me da genial. Sentarme, charlar, ¿qué apostamos a que cuando te suelte le bomba morirás atragantado? Sonrío divertido y soy amable. No, no actúo la amabilidad, simplemente uso mis encantos naturales para caerte bien, necesito hacerlo.

—¿Comes seguido en este lugar? No te he visto antes, de hecho. —Informo, como si yo viniera demasiado y estoy consciente de que esta es la tercera vez en mi vida que piso este establecimiento. Pero no importa. Nada importa ahora. Sé que perdí la oportunidad en el bar, pero aquí no. No de nuevo.

Jueves, 19:30 - McDonals - Roderick R. Rider

_________________

I’m just a Holy Fool, oh baby he’s so cruel; But I’m still in love with Judas, baby

avatar
Ezra Pryor
PornBoys / Reclutador /// Empleados
PornBoys / Reclutador /// Empleados


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dirty talk. — Pv. Roderick

Mensaje por Roderick R. Rider el Lun Oct 26, 2015 1:26 am


Dirty talk



Las coincidencias siempre eran raras en la vida, o bueno para mí lo eran, en la mayoría de las ocasiones me topaba con personas que no deseaba ver en mi vida y esas personas con una amplia sonrisa me saludaban, parecían fantasma como en las películas de comedia, apareciendo donde menos crees que saldran, nunca había sido descortés con ninguno de ellos, de hecho siempre trataba de mostrar amabilidad a la hora de cruzar palabras. Aunque con el hombre que tenía en frente no tendría que fingir nada, la primera vez y única vez hasta el momento, fue en un bar, había sido demasiado amable y bueno pero sobre todo una persona que le agradable platicar, eso era lo que podía percibir de Ezra, unas ganas de sacarle la conversación a cualquier persona.

Ahí estábamos sentados en una mesa para cuatro, frente a frente intercambiando un par de miradas, ya lo había visto antes pero no por eso dejaría de ver a tan masculino tipo, un hombre adulto siempre era muy atractivo para la vista mía, si un joven de diecinueve años que la mayor parte de su vida se había enamorado de gente mayor, como lo fue el socio de su padre su primero y único amor, pero bueno no era tiempo de pensar en amarguras de la vida, vi llegar mi pedido en una charola demasiada amplia - sí, que coincidencias de la vida, yo creo que me has de estar persiguiendo - muestro una amplia sonrisa de oreja a oreja, me agradaba molestar a la gente pero sobre todo a veces ser directo con lo que pensaba, tome una de mis patatas para llevármela a la boca, el sabor que tenían estos cajos no se comparaba con ninguna otra especie de comida hecha por papas, la mejor forma de comerlas eran así, en gajos con los ingredientes “secretos” – la vida de un estudiante es demasiada aburrida en comparación a un hombre guapo, así que cuénteme alguna aventura suya mientras comemos estas deliciosas carnes – guiñe, estaba jugando con las palabras, ¿sería la imaginaciones Ezra demasiada pervertida para entender algún mensaje oculto?.

Desenvolví la hamburguesa hasta la mitad de esta para tomar con ambas manos el pan y llevármelo a la boca, dándole un gran mordisco, ¡cómo me agradaba la comida rápida!, más porque no tenía que hacerla yo mismo, de hecho comprar comida era la solución perfecta para sobrevivir, aunque en ocasiones mi roomie preparaba los alimentos para ambos, eso era muy bueno ya que la cocina y un servidor no se llevaban bien, cuando me pase todos los alimentos que tenía en mi cavidad le di un sorbo al popote para tomar algo de refresco de cola – normalmente vengo por comida pero no como aquí… como vera hay mucho ruido, cosa que no me agrada – tome de nuevo el pan para volver a darle otra mordida amplia, llevándome un amplio pedazo de la hamburguesa, al final de todo la compañía del señor no era mala, sino todo lo contrario muy buena, seguía pensando que este hombre tenía un atractivo oculto que muy pocos veían.

-Y ¿Cuándo me invitara a cenar? –
pregunte divertido, no sé porque lo dije, simplemente salió, no sabía a donde quería llegar, lo único que si sabía es que las reacciones de los hombres eran demasiado interesantes, hacían muchas cantidades de gestos sin que estos se dieran cuenta – bueno digo ya nos hemos visto dos veces por cosas del destino, supongo que la tercera no se la vas a dejar al destino… ni a las coincidencias… que sea por iniciativa propia – alce una ceja a la par que llevaba mi mano a recoger mi vaso grande de soda, colocando mi sobre mis labios el popote y sorber provocando que el líquido oscuro subiera hasta mi boca, de ahí pasar a saborearlo.

 
avatar
Roderick R. Rider
Universitario / Estudiante /// Ciudadano
Universitario / Estudiante /// Ciudadano


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dirty talk. — Pv. Roderick

Mensaje por Ezra Pryor el Miér Oct 28, 2015 6:59 pm


Dirty talk



Mi mirada delinea todo tu contorno, tratando de adivinar que cuerpo escondes bajo la ropa. Vulgarmente se le diría que te estoy desnudando con la mirada; no me molesta que lo notes, es más, lo hago adrede para que lo comprendas. Deseo verte interesado porque yo esté interesado por ti. Vamos, quiero que saques a relucir todo tu arsenal de seducción, ese que estás guardando para el momento oportuno ¿no es este ese momento? Además la forma en que me vez, cuando crees que no te estoy mirando, dice claramente que somos dos personas adultas que sabemos lo que queremos. Me gusta cuando son así, sinceros y directos. Aunque claro, es comprensible estando en un lugar familiar ¿quién hablaría de sexo en pleno sitio como este? Así que jugaremos a las indirectas.

Un juego que me encanta con la compañía adecuada.

—Bueno, no podría negar de seguirte. Guapo eres, —dije como cumplido. Devolví la sonrisa que me dedicaste. Guardé silencio unos momentos al escuchar tu pregunta y una risa por lo bajo brotó de mis labios haciendo que la señora curiosa a tres mesas del lado derecho nos mirase. —Me encantaría contarte mis aventuras, como supongo tú tienes las tuyas porque no me creo que tu vida sea muy aburrida, pero este no es un lugar apto para ese tipo de charlas... ¿no lo crees? —Comenté, guiñándote un ojo cómplicemente.

No eres el único que puede poner indirectas en frases simples, deberías ir aprendiendo.

Aún me asombro de mi mismo y como puedo permitir que estires una conversación más de lo que ambos sabemos que no deseamos. Pero hay formalidades que cumplir antes, aunque esto de ello no tiene nada. Solo jugamos a quién tiene más deseo y quién rompe más aprisa esta charla sin sentido y con demasiada dobles frases. Me estoy tentando a cada segundo de ser yo quién de ese paso de romper el hielo y la tonta barrera social que tenemos por delante... pero tú me ganas. Y sonrío con cierto ego. Lo hiciste.

Ahora es mi momento.

—Pues esto es una cena, si quieres verlo en perspectiva. —Comento divertido, dándole un sorbo a la bebida. Está fría, fresca y me gusta. —Pero coincido contigo, mucho ruido para mi gusto. Así qué... —dicho eso esperé un momento en que tomaras tu bebida y luego te tomé de la mano. NO pregunté, no pedí permiso: estoy seguro que no eres de los que se pondrá a gritar como princesa en apuros por ser secuestrado. Tú mirada me pedía a gritos salir de aquel lugar ¿por qué voy a quedarme a fuerzas? —Sígueme. —Te susurré, al oído, mientras te conducía fuera del establecimiento. Ni me importó dejar la mitad de la comida o las cosas en la mesa ¿para algo pagan a la limpieza cierto? —Tengo un lugar que te gustará mejor que este. —Sonreí, mientras te llevé a mi auto. —Vamos a mi casa. —Comenté, travieso, antes de arrinconarte contra el capó del auto poniendo ambas manos mías una a cada costado tuyo. —Eso a menos que no quieras, claro. —Te sonreí travieso mientras mi rostro se acercaba al tuyo de forma peligrosa, tanto que podía sentir tu aliento mezclarse con el mío. —¿Que decides? —Te susurré, rozando tus labios al hablar, sin importarme que estuviéramos fuera de un local familiar con personas que negaban y desaprobaban en la distancia lo que hacíamos. ¡Allá ellos y su falsa doble moral!

Jueves, 19:30 - McDonals - Roderick R. Rider

_________________

I’m just a Holy Fool, oh baby he’s so cruel; But I’m still in love with Judas, baby

avatar
Ezra Pryor
PornBoys / Reclutador /// Empleados
PornBoys / Reclutador /// Empleados


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dirty talk. — Pv. Roderick

Mensaje por Roderick R. Rider el Vie Oct 30, 2015 3:55 am


Dirty talk



¿Qué me pasaba?, ¿Por qué tanto interés en el hombre de al frente?, ¿Por qué lo había invitado a sentarse en la misma mesa?, cientos de preguntas pasaban por mi mente la cual vagaba por mundos desconocidos o más bien, por lugares paralelos donde se encontraban las mismas personas pero en otro tipo de situación.

La conversación se tornaba interesante aunque realmente no fuéramos hombres de muchas palabras, pero sí de miradas, miradas que expresaban más de lo que decíamos, por estar en un lugar para público general, no era cómodo hablar o mencionar ciertas cosas cuando las paredes siempre escuchan y más porque tienen cerca algo “nuevo” o no tan normal como lo eran esos dos chicos “comiendo” pero no precisamente esos alimentos sagrados. Estaba seguro que Ezra se dio cuenta de cómo lo miraba, no me importaba en absoluto ya que el hacía lo mismo, o sea teníamos el mismo derecho por más estúpido que sonara, aunque eso era la finalidad de tales órganos, ver, tu decidías que cosas mirar y que no, estaba claro que a ese hombre yo no le ignoraría.  

-Si tú le deseas llamar esto cena, que clase de acompañante eres-  rodé mi mirada hacia otro lado, iba en serio lo de la salida, si ya nos habíamos encontrado dos veces por pura casualidad, ¿Por qué no planear algo enserio? Cuando me encontraba distraído con algo más, fui sorprendido por una mano ajena la cual hizo que me levantara de mi asiento y salir del establecimiento. ¿Qué pasaba? No me importa en absoluto, porque al escuchar “sígueme” tan cerca causo cierto interés en mí en averiguar lo que pensaba tal hombre, solamente estaba feliz de haber dejado tal lugar, no porque me aburriese, sino al parecer esto se pondría más interesante que estar tragando un montón de patatas, por más gusto que le tuviera a esa comida estaba interesado en saber que planes había, los cuales no tarde mucho en enterarme.

El tiempo se movía como también los cuerpos de ambos, no sé cuándo fue que me encontraba arrinconando en el carro de Ezra y su rostro tan cerca del mío, tu provocabas que una carga de electricidad recorriera en todo mi cuerpo, no me movía, me quedaba quieto como un animal indefenso pero es que la verdad si lo era ante tan enorme cuerpo de mi conocido. Tu rostro estaba tan cerca del mío que podía ver tu piel perfectamente, como a la vez percibir tu respiración, yo acabe por acercarme más, sintiendo como mis labios rosaban “inocentemente” los tuyos sin llegar a besarlos – ¿sabes? – Moví mi mano diestra por un costado del mayor hasta llegar a colocarla a tu pecho – me encantara conocer tu casa… pero sobre todo tu habitación – guiñe, esta vez volví a ser un tanto directo, tus intenciones podían ser muchas, no quería verme como un tonto e imaginarme solo un propósito, que era llevarme a tu cama para follar como bestias.

Ninguno se animaba a dar el primer paso, o sea dar un beso, ambos los deseábamos o por lo menos yo sí, quería sentir por primera vez esos labios carnosos que te cargabas , quería probar que tan buen besador eras, tu forma de comer tus alimentos me daban una impresión que eras muy bueno, pero necesitaba comprobar para saber si no engañaban esos movimientos que muchos ignoraban – ¿qué nos vamos a quedar aquí… sin hacer nada? – volví hablar, rosando mis labios con los tuyos pero muy leve – la noche nos está ganando… como también el frio se empieza a sentir – sople sobre tus labios, la temperatura había bajado como también el sol se había terminado por ocultar, dejando salir únicamente la luz no natural de la luna.

 

_________________
Roderick R. Rider
- Hello from the outside, at least I can say that I've tried to tell you I'm sorry for breaking your heart but it don't matter, it clearly doesn't tear you apart anymore  
avatar
Roderick R. Rider
Universitario / Estudiante /// Ciudadano
Universitario / Estudiante /// Ciudadano


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dirty talk. — Pv. Roderick

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.