Últimos temas
» What a show off - Roderick
Jue Nov 12, 2015 2:58 am por Roderick R. Rider

» Beverly Paradise {Elite}
Mar Nov 10, 2015 11:02 pm por Invitado

» Chain of coincidences — Wade, pv.
Lun Nov 09, 2015 7:17 pm por Clive Cabenagh

» Confieso qué...
Lun Nov 09, 2015 7:06 pm por Clive Cabenagh

» Stunning surprise // Priv. Clive Cabenagh
Lun Nov 09, 2015 7:03 pm por Clive Cabenagh

» Experimento — Maskim.
Dom Nov 08, 2015 11:05 pm por Maksim I. Kudryavtsev

» Registro Único.
Dom Nov 08, 2015 12:51 pm por Damián Dávila

» Fuck, date, kill or pass...
Miér Nov 04, 2015 4:48 am por Roderick R. Rider

» ¿Qué harías si te encerrasen con el de arriba?
Miér Nov 04, 2015 4:45 am por Roderick R. Rider


Paso número 3: Intimar

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Paso número 3: Intimar

Mensaje por Liev Necker el Mar Oct 27, 2015 12:56 pm


Intimar

- Cerdo…- La barra subía lentamente, al igual que luego bajaba, movida por los brazos de Liev que, en el banco, entrenaba su pecho mientras observaba justo por encima suya el rostro de Tobby, el cual permanecía de pie, con las piernas un poco separadas, preparado por si era necesario echarle una mano con el peso. El tío que tenía allí, custodiando que no se le viniese encima la barra con las pesas, le estaba contando como había conseguido tirarse a aquel que había sido su objetivo por dos semanas, un tío casado de una edad que rondaba la suya propia, en la propia cama en la que yaciese con su mujer todas las noches. Y para más inri le había contado con detalles todo lo que había hecho hasta conseguir quedar botando encima suya.

Apenas media docena de repeticiones más y dejó la barra sobre los soportes. Se alzó, al menos el torso, y después se irguió para dejarle el puesto a su compañero. Le sonrió cuando pasó por su lado, dispuesto a intercambiar posiciones. Ahora era él quien quedaba de pie, apenas a centímetros sus piernas del rostro del otro, el cual debería comenzar con el ejercicio.- Así que…- Se dispuso a quitarle peso de la barra ya que el alemán era capaz de coger unos pocos kilos más que el otro.- …le provocaste hasta que conseguiste llevarle a un baño.- Cuando terminó, ayudó cogiendo la barra hasta dejarla en las manos del otro. Cuando observó el asentimiento del otro, soltó. Lo siguiente que hizo fue acuclillarse, para quedar su rostro a la altura del otro.- Y se la comiste allí mismo. Hasta correrse.- Al decir aquello había bajado la voz, sabedor de que tampoco podía ir hablando de felaciones por cualquier lugar en voz alta. Y además, porque no decirlo, porque le gustaba tentar a aquel muchacho al que ahora consideraba más bien un amigo. Si había pensado en el como alguien capaz de acompañarle en una noche de sexo, salvaje, en la que le hiciese castañear los dientes hasta provocar que su cuerpo se convulsionase hasta caer, cansado y dolorido…pero no había llegado a entender como aquello parecía diluirse poco a poco, aunque le atrajese de una manera física. Quizás era la diferencia de edad, o el ver que el otro era un hombre que iba de flor en flor, casi sin parar.- Vamos chaval…haz subir esa barra.- Rió mientras volvía a alzarse, dejando ir el doble sentido de aquella frase, totalmente dispuesto a que fuese tomada con un doble sentido.- Aunque sigo sin entender como es que nunca me tuviste como objetivo, Tobby.- Y era así. Nunca se había sentido objetivo del muchacho, algo que le había decepcionado en parte y que, seguramente, había alimentado aquella porción de indiferencia sexual hacia el otro.- Venga, cinco más y terminas…

L.A - Gimnasio Fit In
avatar
Liev Necker
Empresario / Krauss Corp /// Ciudadano
Empresario / Krauss Corp /// Ciudadano


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Paso número 3: Intimar

Mensaje por Tobbias Gardner el Miér Oct 28, 2015 12:44 pm


Intimar

¿Cuántas veces había contado una historia de ese estilo al hombre que le estaba escuchando? La verdad que aún le sacaba una sonrisa la forma en la que el otro terminaba reaccionando ante sus historias. Su amistad era tal que permitía ese tipo de confianza. La sonrisa de superioridad en el rostro de Tobbías lo decía todo. Le encantaba eso mismo, provocar a las personas, arrastrarlas a lo que no deseaban – en apariencia al principio – y así divertirse como nunca. Sinceramente Tobbías, para más de una persona, tenía un serio problema: demasiado ego y la necesidad nata de que todo hombre en el que posaba los ojos debiera notarle, e incluso rendirse ante él. Era de esos que le gustaba claramente que le prestaran atención, solo durante el momento que duraba su “seducción”, porque luego de ello si lema era: si te he visto, no me acuerdo.

—De cerdo nada.... de poseer una imaginación divertida, diría yo. —
Y sonrió, ladino, mirando la barra subir y bajar gracias al esfuerzo del hombre. —Además te encanta que te cuente lo que hago. Seguro hasta te da morbo. — Acotó guiñándole un ojo cómplicemente.

No era que Tobbías fuera un asiduo del gimnasio ni mucho menos, pero no podía negar que cuando se anotó solo lo había con una idea en mente: conquistar. Si, se llegaba a creer que Tobbías solo pensaba en sexo, encontrar hombres y seducirlos (y la teoría se volvía realidad, siempre); así que él estaba feliz con eso. Vivía su vida a la manera que le gustaba, se divertía y era feliz ¿por qué le iba a preocupar la falsa moralidad con la que se le podría juzgar? Igual le dedicó esa sonrisa traviesa a Liev cuando cambió de lugares. Luego le miró, para que recordara que ni de bromas iba a levantar todo lo que el otro, así que esperó que quitara peso. Lo hacía en parte porque le gustaba tener un buen cuerpo y en parte porque le divertía charlar y compartir tiempo con Liev.

—Dime algo, guapo. —Le miró cuando se acercó a su rostro agachándose. —¿Para que se la voy a comer si no es para hacerlo acabar? —Le dedicó esa mirada de “duh, eso es obvio” y le tiró un beso por el aire, riendo por lo bajo continuando con su trabajo con la barra. —Es obvio, Liev. Es básico... para algo lo seduje. Bueno, y eso fue el principio ¿sabes? Luego hacerlo en la cama donde duerme con su esposa ¿que puedo decir? Tuvo un efecto morboso que no puedo explicarte. —Dicho eso se mordió el labio inferior y calló por unos momentos en los que solo hizo el ejercicio de brazos.

Miró al hombre desde abajo, cuando le dijo esas palabras notoriamente con doble sentido. Negó con la cabeza y culminó con lo que había pedido. Se incorporó. Liev siempre le había parecido un hombre guapo, atractivo y de seguro hasta él mismo aún podría preguntarse ¿por qué no lo vio como objetivo? Quizás porque todos merecen un amigo y no solo sexo con todo hombre como si vivieran en celo y con ganas de ponerla. Se sentó y se secó el sudor que pudo haber tenido con una toalla de mano.

—¿Quieres saber la verdad? —Le guiñó un ojo levantándose y quedando a su lado. —Porque si tengo sexo contigo, luego no te despegaría de mi culo, jamás. —Le susurró suavemente la frase al oído, al pasar por su lado antes de darle una nalgada y dirigirse a la cinta. Necesitaba descansar los brazos pero ejercitar un poco las piernas. —Además, seguro luego me culpan de gerontofilia. —Le sacó la lengua y se puso a hacer el ejercicio.

Era divertido provocarlo, aunque nunca lo había hecho en un sentido sexual, y eso si era raro en Tobbías; que había de ser sincero: Liev valdría un buen polvo, o quizás dos o tres, dependiendo de que tan bueno fuera. Pero él no cruzaba esa línea, y quizás era parte del código de amistad que se había generado en silencio, o el hecho de que no quería perder el buen trato. Quién sabía lo que sucedería.

L.A - Gimnasio Fit In

_________________

Like a virgin, Touched for the very first time. When your heart beats Next to mine

avatar
Tobbias Gardner
Civil / Modelo /// Ciudadano
Civil / Modelo /// Ciudadano


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Paso número 3: Intimar

Mensaje por Liev Necker el Jue Oct 29, 2015 11:21 am


Intimar

- Claro que me pone cachondo. ¿A quién no le pondría cachondo pensar en tal escena? Es una estupidez negarlo.- Seguía con la vista el vaivén de la barra, pendiente a si le era necesaria la ayuda. Liev era serio, aunque con algún punto de picardía, pero lo que más, sincero. Poco le importaba hacerle saber al otro que aquella imagen, en su imaginación, podría considerarse suficiente para paja. También sabía que aquello no haría más que alimentar el ego a aquel chavalote, y en verdad poco le importaba si aquello hacía algún tipo de bien para él.

Cuando se acercó a él y le hizo saber su secreto, aquel de porque nunca había sido un intento de víctima por su parte, le hizo sonreír abiertamente, volteándose a su paso. Cruzó los brazos desnudos (vestía camiseta sin mangas y unas calzonas, una indumentaria que apenas quedaba dispuesta para el gimnasio) y quedó observando el paso del joven. Estuvo tentado de decirle algo, pero se contuvo, mordiéndose el labio inferior antes de seguirle hasta las cintas.

Subió en la de al lado de Tobby y comenzó a trotar, a una velocidad de seis punto cinco.- ¿Sabes? Tengo una cama que seguramente no tenga nada que envidiar a la de ese tío.- Subió un par de puntos y tuvo que comenzar a correr.- Y una ducha que seguramente es mejor.- Dirigió la mirada al frente, un ventanal que daba a la calle por la que poder observar la vida de la ciudad. Su insinuación era parte de un continuo juego en el que participaba sin querer ser ganador…o por decirlo de mejor forma, sin pensar nunca en conseguir el objetivo. Se despidió de Tobby colocando sus auriculares en los oídos y con una sonrisa sincera.

Pasaron treinta minutos en los que sudaba por el ejercicio cuando dejó caer uno de los auriculares, el de la derecha. Jadeaba ahora debido al movimiento.- Hecho…terminé.- Llevó su mano a provocar que la cinta fuese a menor velocidad hasta que pudo caminar sin problemas.- Te espero en las duchas, Tobby.- Dejó que la cinta lo deslizase hacia atrás, cayendo en el suelo. Usó su toalla para limpiar su sudor antes de dirigirse hacia el vestuario de hombres.

Tenía la taquilla junto a la de Tobby, por lo que cuando éste entró se lo encontró justo a allí, mientras se deshacía de sus calzonas, quedando en bóxer.- ¿Quieres tomar algo hoy? ¿Vamos a algún lado para que termines de contarme todo lo que hiciste la otra noche? Con tu relato creo que será suficiente para que esta noche pueda pajearme.- Y, jugando, deslizó un poco hacia abajo su prenda, como si acaso pretendiese descubrir algo que el otro nunca hubiese visto, algo que sería una gran mentira debido a las veces que ya se habían visto desnudos por estar donde estaban.
L.A - Gimnasio Fit In


_________________
avatar
Liev Necker
Empresario / Krauss Corp /// Ciudadano
Empresario / Krauss Corp /// Ciudadano


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Paso número 3: Intimar

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.